Conoce Swingers Localesy Encuentra Fiestas y Eventos Liberales Ya!

Te ayudamos a encontrar y conocer swingers locales, y a localizar una gran variedad de fiestas y clubes liberales. Conviértete en un miembro para que puedas conocer más sobre el estilo de vida liberal.

Muchas parejas y solteros eligen el estilo de vida Swinger por varias razones. Si estás interesado en la vida liberal, estas en el lugar correcto. Ofrecemos todo tipo de información para las personas que se acercan a este mundo. Una vez que hayas decidido darle una oportunidad a la vida liberal, podrás utilizar nuestra herramienta de búsqueda para localizar swingers locales que respondan a tus necesidades. Puedes incluso utilizar nuestro mapa interactivo para encontrar fiestas y clubes swingers. Verás que la comunidad liberal es, en general, muy acogedora. No dudes en crear tu perfil ahora y sumérgete en este mundo.

Funciones

Control total sobre tu Privacidad

Las diferentes opciones de configuración de privacidad te permiten compartir lo que quieras, con quien quieras. Tu tienes el control total!

Álbumes y Fotos Ilimitados

Puedes crear tantos álbumes como quieras y compartirlos con quien quieras. Tienes el control total!

Sistema de Validación confiable

Nuestro Sistema de Validación elimina rápidamente los perfiles falsos y te da la tranquilidad de saber que vas a encontrar personas genuinas.

Eventos Personalizados

El módulo de gestión de Eventos (Públicos, Privados o Secretos) te da la flexibilidad de elegir a quién invitar o aceptar a tus fiestas y eventos.

Listas de Amigos Personalizadas

Las Listas de Amigos te dan la opción de agrupar a tus amigos, dándote el control ilimitado sobre lo que deseas compartir.

Mensajes, Chat y Vídeochat

Nuestra función de chat te permite chatear o videochatear con uno o con múltiples usuarios.

Miles de Páginas Liberales

Encuentra todo lo que necesitas en este Estilo de Vida... Clubes, Eventos, Viajes, Tiendas Sexy, Playas Nudistas y todo lo relacionado con nuestro estilo de vida.

Voyeur Cam

Nuestra espectacular función de vídeo y chat en vivo. Transmite tu vídeo o mira y escucha gemidos de nuestros usuarios.

De todo para tus Viajes

Organiza tus Planes de Viaje y Citas Rápidas con un simple click... o únete a uno de nuestros increíbles Viajes Take-Over alrededor del mundo.

Gana nuestro Concurso Fotográfico mensual

Participa en nuestro Concurso Fotográfico mensual y ten la oportunidad de ganar uno de nuestros increíbles premios, incluyendo premios en efectivo!

Explora nuestro Mapa de Estilo de Vida Liberal

Nuestro Mapa Interactivo Liberal no tiene comparación. Encuentra todo lo relacionado tu estilo de vida en un solo Mapa del Mundo!

El Mejor Programa de Lealtad Liberal

Nuestro Programa de Lealtad es insuperable! Gana hasta un 60% y en 3 niveles del pago de todos los contactos y amigos que invites a SpicyMatch.

El estilo de vida Swinger

Para la mayoría de personas que han crecido en una sociedad occidental durante el último siglo, una pareja comprometida en una relación que no apoya la monogamia es un oxímoron, en el mejor de los casos, y un hipócrita en el peor. La manera tradicional de relación conlleva la promesa de ser fiel y sexualmente exclusivo a una única persona durante lo que dure la relación. Sin embargo, los swingers han escogido una ruta alternativa a ésta, que sin duda requiere mucha más confianza y honestidad que la manera tradicional.

Los swingers son parejas (tanto heterosexuales como homosexuales) que han tomado una decisión conscientemente y consensuada de formar parte de una relación en la que se permite la exploración del sexo recreativo con otras parejas e individuos.

La clave de esta sólida relación liberal es tener una mente abierta, pero sobretodo la comunicación y la confianza por parte de ambos para poder explicar y conversar sobre temas tales como las fantasías o los deseos de una manera abierta. Claramente, esto será necesario sobretodo cuando se quieran cumplir esos deseos, por lo que será muy importante haber establecido previamente unos límites. El sexo es simplemente una parte pequeña de una relación liberal. ¨Para los swingers, tener relaciones sexuales con alguien a quien respetas simplemente por placer, es muy diferente a hacer el amor con aquella persona con la que pasarás el resto de la vida.¨ Esta forma de identidad sexual está claramente fuera de lo normal y sobrepasa los límites de lo que se considera una pareja ¨normal¨ y aceptable. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿El estilo de vida swinger tiene el mismo reconocimiento que otras minorías sexuales?

Tal y como podemos encontrar en otros tipos de actividades sexuales, los swingers han establecido unas normas y variantes:

  • Soft swinging es posiblemente la actividad más común que se realiza entre parejas, y consiste en poder observar a otros y ser observado, la masturbación mutua, acariciarse y realizar sexo oral pero sin intercambiar parejas durante el coito.
  • Close swinging (posiblemente el origen del término "wife swapping (intercambio de esposas)¨ es también muy común y consiste en el intercambio con una o más parejas.
  • Open swinging se refiere al intercambio de parejas en la misma habitación y posiblemente cama. Esto satisface a los deseos individuales de mirar y ser observado pero también al hecho de ver a tu pareja con otra persona. Es también una práctica habitual que mujeres bisexuales quieran disfrutar juntas mientras sus maridos las miran.
  • Group swinging se entiende como sexo en grupo u orgía, aunque no es muy popular entre swingers, muchos consideran que es una buena manera de satisfacer los deseos de exhibicionismo y voyerismo.

Sin importar cual de estas modalidades sexuales escoja cada pareja, la regla básica para todos es que ¨NO significa NO¨; y que cualquier comportamiento que ocasione molestias o que sobrepase los límites que las parejas hayan establecido no será permitido. Es por ello que es muy importante que cada pareja haya acordado unas normas antes de realizar cualquier acto liberal. Otro pilar importante en el estilo de vida liberal es el tacto y la amabilidad a la hora de aceptar o rechazar, ya que permite conservar un buen ambiente en cualquier club o relación. También es muy importante no tomarse de manera personal una negativa. La naturaleza clandestina del estilo de vida liberal y su comunidad parecen haber creado una etiqueta que elimina cualquier tipo de violencia o resentimiento. Esta etiqueta crea una situación en la que las mujeres disfrutan de una gran confianza sexual, libertad y poder que es raramente encontrado en el mundo exterior. Esta versión más fluida de monogamia puede ser vista como un cambio sexual de poderes en favor de las mujeres dentro de la estructura tradicional de monogamia.

El concepto de una relación monógama ha ido siempre ligado a la institución del matrimonio entre parejas (y también a la fase del compromiso). Cabe destacar que para ser monógamo no hace falta llevar a cabo nada de lo anterior descrito, sin embargo es la sociedad la que supone que el matrimonio no se puede llevar a cabo sin un previo compromiso. Ser swinger o llevar un estilo de vida liberal no quiere decir querer destruir matrimonios o relaciones entre parejas. Más bien, el hecho de reconocer que la imposición de la monogamia sobre su relación es puramente social, les ha permitido poder mantener relaciones más maduras, donde el ya mencionado poder sexual es fluido y renegociado desde otro nivel. Este acuerdo sustituye a la socialmente arbitrada y predeterminada convención de la monogamia.

Un punto consistente que surgió de la investigación hecha por Thomas y Terry Gould, es que en casi cada una de las entrevistas realizadas era el hombre quien sugería a la mujer participar en un intercambio de parejas. Aunque después, era la mujer quien realizaba el esfuerzo de mantener ese estilo de vida. El estilo de vida swinger ofrece a las mujeres más que libertad sexual. Les ofrece la oportunidad de autodescubrirse. Esto está demostrado por los altos índices de bisexualidad entre mujeres que existe en este estilo de vida, aunque demuestra también que es todo lo contrario en los hombres. Esto puede ser debido al hecho de que la sociedad considera mucho más aceptable el intercambio entre dos mujeres tanto para el placer de ellas mismas como para dar placer a su pareja, o al intercambio de parejas. Sea cual sea la razón de este hecho, el estilo de vida swinger es una posibilidad para la mujer moderna de explorar todas las facetas de su sexualidad de una manera segura y cómoda con el ambiente.

Clubes swingers

Los clubes swingers oscilan desde clubes nocturnos con catering exclusivo para parejas swingers (y mujeres solteras que buscan pareja), a eventos en hoteles o locales de alquiler. En estos últimos el intercambio se realiza en otro sitio y no en tales instalaciones y tienen la misma función que los eventos de citas rápidas en el que las parejas van con el objetivo de conocer otras parejas con las que realizar un intercambio, aunque dicho intercambio se hará en otro emplazamiento, por lo que lo pase después del evento será a discreción de las parejas en cuestión.

Las fiestas de swingers en casas privadas se realizan generalmente con el objetivo de que se lleve a cabo algún tipo de intercambio. A estas fiestas se las etiqueta normalmente como "en el sitio" - por lo que podría referirse también a un club nocturno, aunque en estos casos tiende a haber varias "playrooms" que ofrecen un grado de privacidad y de intimidad a las parejas y a los solteros.

Los clubes swingers a menudo han tenido que enfrentarse al acoso por parte de las autoridades que consideran este estilo de vida retorcido o que pone en peligro los valores morales de la sociedad. Estas ideas equivocadas han provocado altercados tales como el asedio a la Lifestyles Organization Ldt. (LSO) de California en 1997, la cual fue perseguida por el Estado de Control de Bebidas Alcohólicas. Lo extraño era que la LSO no tenía licencia de licores ya que eran los hoteles y los centros de convenciones los que se ocupaban de eso. Así mismo, estos establecimientos fueron investigados por el simple hecho de aceptar hacer negocios con la LSO. Tras una ardua batalla en los tribunales la ley le dió la razón a la LSO. El que la LSO fuera señalada por la ABC a pesar de no tener licencia de licores y no ofrecer sexo en los establecimientos, fue considerado un hecho, puesto que de todas formas, sus intenciones eran promover el sexo aunque ocurriera en algún otro lugar, y pensaban que problamente fuera entre personas casadas aunque no entre ellas.

Un asalto más preocupante en clubes swingers fue el ocurrido en Fénix Arizona, donde en 1998 la ciudad en cuestión pasó una ordenanza en el que permitía el cierre de todos los clubes swingers. Esto iba acompañado de una declaración en la que se exponía que los clubes swingers eran "una alteración del orden público y que debían ser prohibidos" y que "contribuían a la expansión de enfermedades de transmisión sexual", y "eran perjudiciales para la salud, seguridad y el bienestar general y moral de los habitantes de la ciudad de Fénix".

El ataque a la comunidad swinger y a su estilo de vida descrito arriba fue provocado por una organización llamada la National Family Legal Foundation; El primer argumento en su caso fue que la moral y la seguridad pública estaban amenazadas. Ya que la moral era algo subjetivo, la comunidad swinger basó su defensa en el tema de las enfermedades de transmisión sexual. Muchos de los testigos llamados a declarar testificaron el bajo riesgo de enfermedades de transmisión sexual y VIH, indicando el elevado uso del preservativo y la concienciación en cuanto a la salud y a la seguridad personal que la gente que practica este estilo de vida tiene. Más tarde se pudo probar que el índice de infección era mucho más bajo que en otras situaciones en las que el sexo estaba presente, tales como las infidelidades, la prostitución o los bares.

Aunque los argumentos expuestos eran infundados, la ordenanza fue traspasada al ayuntamiento. De manera significativa, la ordenanza no puso punto y final a esto en Fénix, sino que incidió en otras zonas donde clubes y organizaciones liberales operaban de manera abierta. Los dueños de los clubes están legalmente expuestos a ser acusados con faltas, sin embargo parece que la ordenanza fue considerada como "un gesto simbólico de moral" para mostrar que la ciudad estaba en contra del estilo de vida liberal, y que no había ninguna intención de apoyarlo. La hipocresía de aprobar una ley solo para ser ignorada, y simplemente para probar un punto moral parece haber perdido la cruzada de cristianos, aunque es un ejemplo perfecto del conflicto moral que existe alrededor de la vida liberal. Los debotos y defensores del modelo tradicional monógamo pueden encontrar moral y sexualmente ofensivo el estilo liberal, mientras que swingers encuentran el modelo tradicional casi antinatural.

El conflicto moral comentado anteriormente lleva a preguntarnos si el estilo de vida liberal puede ser comparado con otras identidades sexuales como la homosexualidad. La polaridad de la moral en cuestión indica que si. Se diferencian, eso si, en que los swingers parecen esforzarse mucho en mantener su estilo de vida liberal dentro de las habitaciones, clubes swingers y resortes liberales. Swingers no alardean de su sexualidad de la misma manera que lo hacen los homosexuales, es más, la mayoría de las parejas no se lo dicen a sus familias o amigos con la creencia de que lo que pasa en la habitación se queda en la habitación.

Swingers consideran que cada uno es libre de escoger su propio estilo de vida. El hecho de que una persona sea liberal con una pareja no significa que lo vaya a ser en otras relaciones. Un gran ejemplo es el directo de la NASCA y la Lifestyle Organization, Robert McGinley, el cual no ejerce como swinger con su actual pareja. Esto es una prueba de que el estilo de vida liberal como identidad sexual, no forma parte de la orientación sexual de la persona en si, si no que es algo que puede surgir en una relación de pareja. Además, esto contradice la creencia de que la sexualidad es algo que influye en todas las otras áreas de la vida de una persona.

Por otro lado, aunque no existe una regla de oro que diga que la identidad sexual de una persona influye en otros aspectos no sexuales de esa persona, muchas parejas liberales, inconscientemente se sienten atraídas por el estilo de vida liberal, ya que lo consideran una manera sutil de romper con las normas de la sociedad. Desde que el status quo de la sociedad occidental dictamina que los asuntos privados deben quedarse en la habitación y no hacerse públicos, las parejas liberales adoptan esta postura y la vuelven en contra de la sociedad que la ha creado, considerando que son ellos los que deciden sobre sus asuntos privados y no la sociedad sin ningún tipo de vergüenza. Se considera igual de vergonzosa la sexualidad pública que la privada. La elección de hacerla pública o no es de la persona o pareja involucrada.

La independencia económica adquirida tras la segunda guerra mundial permitió a las parejas abrir sus miras de lo que era simplemente vivir el día a día a lo que sería buscar la felicidad, intimidad y la experiencia y descubrimiento de nuevas fuentes de placer. Este periodo de expansión económica y sexual facilitó la separación entre sexo y procreación. Esto permitiría que las parejas crearan un estilo de vida individual diferente al habitual, de hecho, moldearían su vida social entorno a sus preferencias sexuales. Este sería la placa de petri desde la cual el estilo de vida liberal moderno emergería y crecería en la vibrante comunidad que es hoy en día.

Mientras que el argumento de arriba se centra en la habilidad del cambio económico para liberar la sexualidad y permitir el surgimiento de nuevas formas y estilos sexuales, este argumento puede ser explicado con la determinación de que la mayoría de parejas liberales que se encontraron online, están casados o conservan relaciones duraderas que mantienen un estilo de vida cómodo y que han acabado de criar a sus hijos, o han decidido activamente no tener ninguno. Swingers hacen uso de las actuales condiciones económicas para permitirse a si mismos explorar su sexualidad con la única intención de mejorar su placer y satisfacción personal. Emerge una tendencia que tiende a indicar que una vez superadas las barreras de formar una familia y empezar una vida familiar, las parejas buscan activamente diferentes maneras de encontrar satisfacción sexual, siendo el estilo de vida liberal una de las más practicadas.

Mientras que el estilo de vida liberal no parece encajar dentro de lo que se considera los modelos evolutivos o biológicos, los swingers ven este argumento poco convincente. El hecho de que este estilo de vida surgiera de nuestra cultura actual parece pasar por alto para la mayoría de la gente. Muchos sociólogos buscan dibujar paralelismos en culturas anteriores donde el intercambio de parejas era popular y aceptable. Esto es totalmente innecesario y simplemente confunde el asunto. El estilo de vida liberal se ha vuelto muy popular por la simple razón de que actualmente la libertad, la actitud liberal y tolerante que existe en nuestra sociedad, facilitada por nuestro capitalismo, permite que la parejas puedan tener la tranquilidad de explorar los límites de su sexualidad en su tiempo libre con otras parejas.

La ironía es que esa misma sociedad que baja la vista y condena el estilo de vida liberal es la misma que lo permite. Un punto importante es el acuerdo tácito por la 'mayoría de parejas silenciadas' de que lo que pase en la habitación es privado, y a pesar de que el estilo de vida liberal va en contra de la concepción social actual sobre sexo y relaciones, la opción del intercambio dentro de la privacidad de cada uno es sagrado de cada pareja.

De igual manera, el silencio y el secreto son un refugio para poder anclar sus prohibiciones; pero también aflojar su espera y de zonas relativamente oscuro de la tolerancia (Foucault) ."

La mayoría de parejas swinger pertenecen a clase alta o media, están casados hombre y mujer y tienden a tener trabajo y ha realizar intercambios de manera reservada. Este es el modelo ideal de los miembros de esta comunidad; Sus complejas preferencias sexuales residen en las comunidades más conformistas. Tal y como pasaba en el caso de Arizona explicado anteriormente, una vez se condenó públicamente a los clubes liberales y se acabaron las fiestas swingers, la sexualidad de las parejas liberales volvió a convertirse en algo privado, y la tolerancia silenciosa devolvió el status-quo.

Pese a que en la actualidad, los swingers forman parte de dos grandes categorías; 'parejas casadas' o 'parejas comprometidas' y 'heterosexuales', no están conformes con las normas occidentales que hacen referencia a la sexualidad. Existe un tácito reconocimiento por parte de los swingers en el que se comprometen a reflejar esta disconformidad en sus relaciones siendo tan discretos con la gente como sea posible.

En otras culturas, en particular, las taxonomías de la sexualidad y el género son parte de una estructura de la personalidad que crea incentivos poderosos para la conformidad, sino que también pueden proporcionar estilo divergente, socialmente permitido o incluso sancionados, al menos entre algunos elementos de la comunidad (Herdt y Hostetler) ."

En esta coyuntura, el apoyo de las comunidades locales estará presente, aunque de una forma secreta . Esto es particularmente evidente cuando se trata de negocios, los swingers forma una base de clientes muy potentes,algo que no han pasado por alto por parte de los empresarios de clubs swingers y Resorts.De hecho, el mercado generado por los swingers se ha convertido en una industria multimillonaria. La disponibilidad de complejos turísticos para parejas swingers , clubs swingers y eventos,indica, que mientras el público general considera la sexualidad como divergente, ellos están en una posición para relacionarse. Los swingers generalmente mantienen una segregación entre sus día a día , y su estilo de vida de swinger.Sin embargo,están dispuestos a viajar y pagar, por el uso de lugares apropiados para sus encuentros sexuales. Este es el núcleo de la industria de viajes de swingers.