Empty Avatar
martes 8 febrero 2022

Esta es una historia real. Somos una pareja normal y después de algunos años nos gusta el tema hotwife-cuckold, donde ella pueda disfrutar del placer mientras yo la miro.

Hace unos años fuimos a un club de parejas un par de veces y a Mari le gustaba un chico de unos 26 años que estaba en el local. Un día le dije que podiamos inciarnos con él, ya que le atraia, pero no estaba muy convencida, le daba miedo, aunque por otro lado le ponia cachonda la idea.

Le propuse que le esperara en una de las habitaciones con una venda en los ojos, para no cortarse e impedirle el nerviosismo. Asi lo hice y me fui a por el chico a la barra.

Llegamos los dos y Mari estaba sentada al borde de la cama, esperando. Vestía una blusa blanca semiabierta, una falda negra corta, medias de liga, tanga y tacones.

Comencé yo por besarla y tocarla. El chico se tumbó boca arriba en la cama y colocó sus cabeza entre las piernas de Mari. Le chupaba el coño mientras yo le sacaba las tetas y le comía los pezones. Esta muy excitada y separó más las piernas.

Entonces le dije a Mari que se tumbara boca arriba. Llevaba todavía la venda. Le di mi polla y me la chupó. Ella buscó la del chico y tambien la mamó un rato, la tenia dura y grande. A mí me puso a mil porque era muy excitante verla que le gustaba.

Le separé las piernas y le indiqué al chico que acercara. Comenzó a tocarle el clítoris con la punta de la polla, suvamente. Mari estaba excitadisima. Yo tenía ganas de verla penetrada y que la hiciese disfrutar al máximo. Le separé la vulva y miré al chico, que entendió que la follase. Se la metió despacito hasta que entró toda. Y la bombeó un rato mientras Mari gemía.

Le indiqué a Mari que se pusiera a cuatro patas y el chico por detras la agarró por las caderas y la folló de maravilla. Estaba Maria tan caliente que se quito con una mano la venda por ver como la follaba.

Luego se puso boca arriba y el chico la folló mientras le comía las tetas. En un rato se apartó y me dejó a mi follarla. Estaba yo tan excitado que me corrí en su coño, llenándoselo de leche. Nada más le saqué la polla para limpiarme, el chico volvia a follarla y se notaba que con mi leche su polla entraba y salía de maravilla. Como noté que se iba a correr en ella, le susurré a Mari que le dijera que se corriera encima de su pubis y coño. Así lo hizo el chico.

Fue estupendo. Desde aquella nos calentamos viendo películas porno para follar de cuckold y trios y ella se pone a cien. Yo tambien.

Empty Avatar

Excelente relato, y que suerte la de ese chico, a ver si la suerte sigue sonriendo, y a vosotros, m que sigáis tan excitados y con ganas de disfrutar, que de eso se trata